viernes, 15 de julio de 2016

¿Estrenas Postdoc? Seis consejos que te pueden venir bien en esta nueva etapa


Atardecer en Nîmes, mi "casa" este último año.

Hace unas semanas terminó mi contrato Postdoc en Francia. Ha sido una experiencia muy agradable y bastante positiva, pero ahora toca buscar nueva aventura investigadora. Aprovechando este periodo de exploración, he estado pensando en esas cositas se pueden hacer para mejorar y que pueden contribuir a que exprimas a fondo tu nueva experiencia Postdoc. Algunas son autobiográficas, otras no tanto y hay alguna que simplemente viene bien recordar:


1.- Es el momento de los buenos propósitos: La tesis, como iniciación a la investigación es un periodo de aprendizaje; seguro que en esos años te encontraste diciendo: "si volviera a empezar haría esto, haría lo otro...". Y al igual que en año nuevo nos proponemos ir al gimnasio (aunque igual sí es una opción interesante) aquí podemos aplicar cosas y buscar mejoras:

  • Lee. Es lo que se espera de ti como científico. Es importante, y cuando empiezas de cero más. Y aunque el tema esté altamente relacionado con lo que hacías antes y creas que te lo sabes ya, vuelve a mirar: En el tiempo que pasó entre que mi tesis y mi postdoc, había tres especies nuevas de Brucella.
  • Escribe. Anota ideas, hazte esquemas, apunta en un cuaderno a sucio... Lo que te venga bien.
  • Lleva el cuaderno de laboratorio al día: Es tu obligación y es muy útil. Si ya lo hacías antes, sigue. Si no lo hacías antes, apunta todo desde el primer día. Prográmate tiempos si no es cada día cada semana para actualizar la información.
  • Sé ordenado. ¿Terminó tu carpeta de la tesis  de tu ordenador siendo un cajón desastre? ¿Te hartaste de tener archivos v1, v2, v3, vfinal, vfinal2, vfinaldef, vfinaldef2, vfinaldefestesí…? En el nuevo sitio partirás con una carpeta en blanco para organizar mejor. Y lo mismo en la poyata con reactivos y bufferes, o en tu escritorio físico. Un consejo: escribe la fecha en todo (papel en sucio, título del archivo, botella con buffer…). Te vendrá bien.


2.- Eres nuevo y nadie conoce tu pasado. Muy relacionado con lo primero. Recuerda que todos los aspectos en los que te propongas mejorar partes de cero. Nadie sabe de qué pie cojeas ni tiene por qué saberlo. Aprovecha tu situación para fortalecer tus flaquezas.

3.- Las cosas se hacen de manera distinta (y eso no es malo) Los laboratorios no siempre emplean ciencia al 100% y se vuelven supersticiosos, o lo que es lo mismo, cogen vicios que realmente no hacen falta. Exceso o defecto de guantes, esterilización, agua inapropiada o cantidades de enzima elevadas por si acaso. Abre tu mente a nuevas formas de trabajo.

4.- Hay cosas que podrían mejorarse. Aquí tienes que ir con cuidado. El nuevo departamento no está libre de supersticiones, pero mostrarlas es difícil. Las cosas en un laboratorio llevan años haciéndose de una forma y es difícil cambiarlas. Hay que tener cuidado y tacto si te vas a atrever a señalar alguna (ni se te ocurra varias de golpe). Plantéate si no hay una razón de peso que se te esté escapando para que lo hagan así.

5.- Ya no eres un predoc, pero no eres una eminencia. Ten esto en mente. Se espera más de ti que en tu anterior etapa, pero no eres infalible. Ayuda a la gente a tu alrededor en la medida que puedas. Propón ideas y estate preparado para discutirlas. Que tengas más experiencia no te da más razón.

6.- El tiempo vuela, ¡aprovéchalo! Trabaja, trabaja y trabaja. El tiempo es limitado. Eso sí, trabaja con cabeza. A veces es mejor perder una semana en pensar y preparar para luego ir a tiro fijo. Como me dijeron una vez, el buen camino de la ciencia tiene las siglas RAP: Reflexión, Acción, publicación; hay que evitar ARN: Acción, Reflexión, No hay publicación.

Como ves, no son consejos del otro mundo, pero siempre viene bien recordarlo. Para terminar, uno no  científico: Disfruta. Va a ser una etapa para aprender, ver, sufrir y llorar, reír y disfrutar. Si echas de menos a familia y amigos recuerda que la tecnología permite quedar con tus amigos a tomar cervezas virtuales ¡o incluso cenar juntos! Pero aprovecha que estás fuera, hay mucho que ver y gente que conocer. Seguro que será una etapa que recordarás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario