miércoles, 15 de octubre de 2014

Bótox aquí, Bótox allá, inyéctate, inyéctate...



A estas alturas de la película (nunca mejor dicho) todos tenemos una idea más o menos clara de lo que es el bótox. Hemos visto los estragos que puede hacer en la cara de actores y actrices que conocemos desde hace años. Sin embargo, algunas personas todavía pueden desconocer qué es el bótox y su relación con la microbiología.




El bótox,  o toxina botulínica es una neurotoxina producida por Clostridium botulinum, la bacteria que produce el botulismo. El botulismo es una enfermedad que causa una parálisis muscular progresiva que puede llegar a afectar a la función respiratoria causando la muerte. Esta toxina actúa de forma local mediante el bloqueo de la liberación de acetilcolina en los nervios, lo que se traduce en parálisis muscular temporal.

En la clínica el bótox se ha utilizado para tratar muchas condiciones: para corregir el estrabismo, para tratar enfermedades caracterizadas por movimientos involuntarios, para tratar la incontinencia urinaria en parapléjicos, para evitar la sudoración excesiva y desde el 2002 para uso estético.


Para los tratamientos estéticos, la toxina se inyecta sobre las líneas de expresión alrededor de los ojos o las arrugas del entrecejo, que son líneas de expresión que se producen en la piel como consecuencia de la realización de un mismo gesto miles de veces. Una vez ahí, el bótox hace que los músculos queden en reposo, relajando la piel que los recubre y haciendo que desaparezcan de forma progresiva las líneas de expresión. Además, una vez eliminado el movimiento se previene la aparición de nuevas arrugas.


El género Clostridiumdel que se purifica el bótox, también es el causante de enfermedades muy conocidas como el tétanos (Clostridium tetani) una enfermedad que produce violentas contracciones musculares y la gangrena gaseosa (Clostridium perfringens) una emergencia médica de progresión rápida en la que el gas producido por la bacteria se expande, produciendo un edema y el corte de la circulación al miembro afectado.

Las bacterias de este género son anaerobias, es decir, no utilizan oxígeno en su metabolismo. Además son capaces de formar esporas que pueden sobrevivir en los alimentos contaminados sometidos a altas temperaturas. Es por eso que el consumo de latas de conserva hinchadas está completamente desaconsejado. La deformación nos sirve como indicador de que dentro hay una bacteria que ha generado el gas.



Botox everywhere!

At this point we all know more or less what botox is. We have seen the damage that it can do to the faces of some famous people we’ve know for years. However, some people might still ignore what botox is and its relation with microbiology.

Botox AKA botulinum toxin is a neurotoxin produced by Clostridium botulinum, a bacteria that produces botulism. Botulism is an illness that causes a progressive muscular paralysis that can even affect the respiratory function causing death. This toxin acts locally inhibiting the release of acetylcholine in the nerves, wich results in a temporary muscular paralysis.

In the clinic this toxin has been used to treat many conditions: to correct strabismus, to treat illnessess characterized by involuntary movements, to treat urinary incontinence in paraplegics, to avoid excesive perspiration and since 2012 for an aesthetic purpose.

For those aesthetic treatments, botox is inyected on expression lines around the eyes or in between the eyebrows, that expression lines form in the skin as a result of the performance of the same gesture thousands of times. Once there, botox makes the mussles relax, doing the same with the skin that covers them and making the wrinkles disapear. Besides, once the movement has disappeared the appearance of new wrinkles is prevented.

The genus Clostridium from which botox is purified, is also the causative agent of some very well known illnessess such as, tetanus (Clostridium tetani) an illness that produces violent muscular contractions, and gas gangrene (Clostridium perfringens) a medical emergency with a quick progression in which the gas produced by the bacteria expands, producing an edema and the cut of the circulation to the affected limb.

Bacteria of this genus are anaerobic, that means that they can’t use the oxigen for their methabolism. They are also able to form spores that can survive in the food even when they have been subjected to high temperatures. That is why the intake of swollen cans its absolutly discouraged. The deformation works as an indicator of the bacteria that has generated the gas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario